sábado, 9 de marzo de 2013

Aproximaciones





No sé por qué siempre he imaginado la aproximación al mundo salvaje como la extensión de una mano. Supongo que porque la mano extendida simboliza la salida de uno mismo. El ofrecerse sin renunciar. La prospección de lo desconocido sin el riesgo de unos pasos mal medidos. El tanteo de lo no comprobado. La característica de lo que nos distingue de otras especies. Con la mano se brinda acercamiento. Es como si quien se da dijera: tomadme, olfatead, lamed, catad. Sabed de mí. Soy inocuo. Acercaos para que os vea y sepa de vuestro mundo. Entonces los caballos bebieron de mi palma. Los leones elevaron su pata. Las aguas se amansaron cuando estaba al borde. Fui aceptado sin reservas. Pero ellos no sabían de lo que serían capaces mis manos, más allá de unos gestos.


A Franz Marc, agradecido por hacerme creer que yo era uno de ellos.


10 comentarios:

  1. Me encantan esas intervenciones en la obra de Franz Marc, en especial la última composición,
    Es cierto, el animal siempre se acerca ante una mano tendida, es mas, curiosamente nunca pierden de vista esa gestualidad de las manos, saben y huelen a distancia a través de ellas, y perciben si una actitud es amigable o amenazadora.
    Precioso texto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuestión nada clara es si los animales salvajes querrán aproximarse a estas alturas de cultura humana. Fascinantes simbolismos, con lo onírico de por medio, que los pintores saben interpretar, o reconducir.

      Gracias.

      Eliminar
  2. Preciosa entrada. Ante una mano tendida siempre sentimos confianza todos los seres vivos. Las manos escondidas en los bolsillos.... No me gustan nada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni a mí, y las manos atrás, menos. Y las manos convertidas en puños contra otros, tampoco. Y las manos pedigüeñas, uf. Reivindiquemos las manos tendidas, sí.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. La pintura de Marc lo es. Siempre que puedo voy a verla al museo.

      Eliminar
  4. darse la mano con Marc, aunque mediante color y sombra, es ser aventajado en la vida
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente un afortunado. Los colores me matan. Y las formas se desvanecen en mi mente.

      Eliminar